Arquitectura Aires Mateus para disfrutar en vacaciones

Una pareja portuguesa decidió crear unos emprendimentos turísticos y para todos los proyectos ha contado con el arquitecto Manuel Aires Mateus.

Comenzó en 2010 con las Casas na Areia, que hace ya algún tiempo mostraba aquí en el blog, donde os contaba que se encuentran en el litoral alentejano, en Comporta, a poco más de una hora de Lisboa. Este conjunto inspirado en la arquitectura popular de la zona consta de una casa con el suelo de arena que alberga la zona de día, y otras dos que tienen las zonas de noche, una mayor con dos dormitorios y dos baños y otra con dormitorio y baño. Se alquila todo el conjunto y es una buena opción para pasar unas vacaciones con amigos cerca del mar.

En el 2013 el mismo tandem presentaba Cabanas no Rio, situadas también en Comporta es un establecimiento más íntimo, para disfrutar en pareja, pues se trata de dos pequeñas cabañas de madera, una con el dormitorio y el baño, y otra con la zona de día. .

La última obra de este tandem formado por la pareja emprendedora y el arquitecto Aires Mateus, que se estrenó el año pasado, es Casa no Tempo. Situada en Montemor-o-Novo, en el Alentejo interior,  se levanta esta bonita casa en la finca familiar de la pareja, un lugar donde los lagos y los alcornoques mandan en el paisaje.

El despacho Aires Mateus consigue crear un marco atemporal, con una construcción típicamente alentejana donde el color dominante tanto en el interior como en el exterior es el blanco. En su interior se han proyectado una serie de espacios modernos y minimalistas donde el blanco de paredes, techos y mobiliario contrasta con el tradicional color de la cerámica del suelo. La casa consta de cuatro suites, de una zona de estar con sofás y una chimenea típica de la zona, de una moderna cocina con una larga barra de la que en parelelo se situa una mesa con sillas Thonet y que esta equipada para diez comensales. Todas las estancias tienen un denominador común, son espacios llenos de luz gracias a sus grandes ventanales

En el exterior, emergiendo del terreno con total naturalidad y casi confundiendose con uno de los innumerables lagos del lugar, se encuentra la piscina, también proyectada por el despacho de arquitectos, y tan necesaria en verano pues las temperaturas en esos días son bastante elevadas.

Sin lugar a dudas este un espacio para disfrutar de la calma y el sosiego, y al igual que las otras propiedades de la pareja, la casa se alquila entera, y en esta los precios van de los 600 euros/día en temporada alta a los 500 euros/día en temporada baja, que incuye desayuno y limpieza diaria. Si haces cuentas pensando que al menos caben 8 personas, no sale tan caro…

Deja un comentario