otoño, cabañas de madera

Solamente hace un par de días que despedíamos el verano y sin lugar a dudas el otoño ha llegado y ya se nota en Lisboa, tenemos frio y lluvia.

Puede que sea un poco exagerado pero ahora mismo lo que apetece es estar en un sofá con una manta, tomando algo caliente, y si podemos recurrir a la calidez que dan las cabañas de madera la situación mejora, de aquí la siguiente lista de pequeñas viviendas en las que dan ganas de pasar una tarde como esta de lluvia y mal tiempo.

Deja un comentario