conservas

No se si es porque vivo sola o porque vivo en Lisboa que cada vez soy más aficionada a las “latas”: de mejillones, de atún, de bacalao, de sardinas, lentejas venidas de El Corte Ingles (que es lo más español que tengo aquí)… El caso es que la conserva resulta una saludable y rápida solución cuando no hay mucho tiempo para cocinar, se puede llevar al trabajo o de picnic y de hecho muchos restaurantes basan su cocina en ellas.

Empecemos por Lisboa,  dos son los restaurantes que conozco que hacen promoción de su cocina “enlatada”: son el turístico Can the Can (en el que llegué a trabajar de camarera) y el curioso Sol e Pesca, ambos espacios basan su cocina y su decoración en las conservas, así por ejemplo, en Can the Can el espacio interior está iluminado por una lámpara hecha exclusivamente de latas.

Can the Can

Sol e Pesca

También en Lisboa podemos encontrar tiendas dedicadas exclusivamente a la venta de este producto, son espacios llenos de latas ordenadas según su contenido y procedencia,   destacan las tiendas: “Loja das conservas” y “Conserveira de Lisboa“, con conceptos diferentes, la Conserveira de Lisboa tiene el encanto de ser uno de los pocos comercios antiguos que quedan y de mantenerse prácticamente igual desde el año de su ainaguración en 1930, en cambio, la Loja das Conservas es más moderna, abierta hace un año, dan importancia a las diferentes marcas, nos cuentan su historia y hacen hincapié en el diseño del producto, teniendo un packaging muy atractivo.

Loja das conservas

Conserveira de Lisboa

Pero este fenómeno del gusto por la conserva de estilo portugués ha traspasado fronteras y por lo menos, tengo conocimiento de un restaurante en Valencia “La Conservera” y otro en Londres, “Tincan” . En Valencia La Conservera ocupa una antigua pescadería (Pescadería Pepe) del barrio de Ruzafa, los dueños enamorados de la capital lusa, decidieron exportar este concepto a su restaurante donde los platos son realizados con conservas portuguesas de caballa, atún, sardinas… no falta tampoco tampoco el “vinho verde” y la cerveza portuguesa. Todo en ello en un espacio con mucho gusto, con una imagen muy original y llamativa… un verdadero acierto.

Con un espacio más moderno y oscuro donde el negro contrasta con las latas expuestas, Tincan, se basa en el mismo concepto de comida de conserva gourmet.

2 pensamientos en “conservas

  1. jajajajaja curioso post Vega!!! muy bueno! =) tendremos que ir a Lisboa a comer a esos restaurantes y comprar en esas tiendecitas! Enhorabuena por el post!

Deja un comentario