Eduardo Chillida

 

El lleno contra el vacio, las formas puras y geométricas, el juego del blanco y el negro, la materialidad… Eduardo Chillida es uno de los escultores españoles más famosos de todos los tiempos.  Comenzó la preparatoria para ingresar en la escuela de Arquitectura, que más tarde abandonaría, pero tal vez por esto vemos su obra tan unida a la arquitectura.

Chillida fue el escultor del espacio, el buscador del espacio, el pensador del espacio, el labra, forja, talla, esculpe, moldea y fragua para buscar el vacío que va quedando, eso que no vemos. Como dice, algunas de sus piezas de madera es más la obra que lo que el espectador ve, y se pregunta, ¿Qué es lo que manda? ¿el hueco o lo que lo delimita, lo que envuelve ese hueco?…

El gran reto de la obra de Chillida es el vacío como espacio positivo, el que el hecho de lo que está ahí sea tan importante como lo que no está. Espacio vacío, sí, por tanto, pero no vacío como nada, sino vacío como algo-que-sí-es.

Recurrentes como el espacio, son sus reflexiones sobre la materia y los límites.  La elección del material no es indiferente, no es un medio, es parte central de su trabajo, es la naturaleza incorporada al arte.

Por tanto, materia, forma y espacio eso es la escultura de Chillida.

Deja un comentario