lugares, ermitas

Las ermitas son esas construcciones que siempre me han atraído. No tiene nada que ver con la religión, sino por ser edificaciones aisladas, escondidas o de difícil acceso, y que cuentan con una situación privilegiada de espectaculares vistas, me gustan por ser edificaciones pequeñas y muchas veces miméticas, como algunas que se esconden bajo las rocas, por su tosca construcción sin ostentaciones, por el uso de materiales naturales y propios del lugar y por su objetivo de ser una construcción para el recogimiento. Son todo lo contrario a las catedrales y ese es su grande encanto, y aquí va una muestra de ellas.

La Iglesia de Agios Ioannis Kastri se encuentra en Skopelos, Kastri, Grecia. La ubicación de la iglesia la hace ser especialmente singular, ya que se encuentra sobre una formación rocosa que se conecta a la isla mediante un tómbolo que se ha protegido con rocas a ambos lados, para llegar a la parte más alta de la montaña se ha tallado una escalera de 110 escalones sobre la roca. 

En la playa de Miramar, cerca de Oporto, Portugal, se encuentra la Capela do Senhor da Pedra. Esta construcción del siglo XVIII levantada en una roca muchas veces queda aislada por el océano atlántico.

La capilla de Rame Head, se encuentra en una colina cercana al pueblo de Rame en el sureste de Cornualles en Reino Unido. Se cree que por su construcción pudo haber sido una ermita celta. Su posición, sobre un promontorio, la convirtió en punto de referencia para los marineros del puerto de Plymouth, en la actualidad forma parte de un parque natural protegido.

La garganta de Galamus se encuentra en Aude y Pirineos Orientales, Francia. Se trata de una formación rocosa que crea un paso de montaña natural de unos dos kilómetros. Por la parte más baja del cañón discurre el río Agly, que erosionó la roca calcárea creando balsas a su paso. Dada su topografía y su posición fronteriza, se convirtió en un lugar de paso muy complejo, que no era fácil de atravesar. Quizás por ello allí se encuentra la Ermita de Sain-Antoine, o de Sant Antoni de Galamús. La construcción data del siglo VII, siendo excavada sobre la roca caliza directamente. 

La capilla de Agios Nikolaos se encuentra en un islote que está conectado a la isla de Creta. Es una pequeña construcción de planta rectangular, con una única nave y cubierta a dos aguas sin cúpula. La capilla está construida en piedra y revestida por el exterior con cal blanca.

En España, en la localidad vizcaína de Bermeo, País Vasco, esta Gaztelugatxe, un islote donde se levanta una ermita del siglo X. La palabra Gaztelugatxe puede significar “peña del castillo” o “castillo de la peña”.

 

Y por último, también en España, en Burgos está el complejo kárstico de Ojo Guareña, formado por 18 cuevas principales con más de 100 kilómetros y entre las cuales se encuentran la Ermita de San Tirso y San Bernabé.

Deja un comentario