vitra, no sólo mobiliario y decoración

Vitra es una empresa suiza que cualquier diseñador o arquitecto conoce y querría hacerse con todos sus artículos. Sus productos y conceptos se desarrollan mediante un proceso de diseño que aúna la ingeniería con la creatividad de los diseñadores internacionales más importantes creando interiores, mobiliario y accesorios que son tanto funcionales como inspiradores. La durabilidad de los materiales, de la construcción y de la estética es un principio fundamental, tal y como se demuestra en los clásicos, muchos de los cuales se llevan fabricando desde los años 50.

Además, iniciativas como la arquitectura del Vitra Campus, el Vitra Design Museum, los talleres, publicaciones, colecciones y archivos forman parte integral de la empresa, permitiendo profundizar en la forma de entender el diseño a la vez que aportan un impulso innovador. Así ir a la sede de Vitra se convierte en una auténtica visita a un museo de la arquitectura y el diseño, puesto que todos los edificios están construidos por arquitectos reconocidos mundialmente. 

VitraHaus – Herzog & de Meuron, 2010. Es la tienda insignia de Vitra; aquí los muebles de la Home Collection se presentan al visitante mediante entornos realistas que despiertan la inspiración. Con esta idea en mente, los arquitectos Jacques Herzog y Pierre de Meuron recurrieron al diseño básico de una casa; edificios con techos a dos aguas, perfectos para exponer muebles domésticos, que se han alargado y apilado, y a los que se ha provisto de frentes con enormes ventanales. Los voladizos de las 12 casas penden unos sobre otros hasta unos impresionantes 15 metros y dan lugar a un «amontonamiento de casas», que parece casi caótico. Sus 57 metros de longitud, 54 metros de anchura y los 21,30 metros de altura hacen sobresalir a VitraHaus por encima del resto de los edificios del campus.

Nave de producción – SANAA, 2012 El estudio de arquitectura japonés SANAA diseñó la nave de producción, el edificio tiene una forma libre redondeada, no del todo circular, y se compone de dos mitades de hormigón unidas entre sí. Esta forma ovalada optimiza el proceso logístico ofreciendo a los camiones suficiente espacio para maniobrar.

 Nave de producción – Álvaro Siza, 1994. La magnífica y sencilla nave de ladrillo de Álvaro Siza, que recuerda a una fábrica del siglo XIX, retrocede tras las necesidades de otras construcciones del campus. Esto es patente en la construcción del tejado en forma de un puente arqueado, que une el pabellón con el edificio aledaño. Su altura ha sido diseñada de tal forma que no impida ver la estación de bomberos de Zaha Hadid y cuando llueve desciende en forma automática para evitar que se mojen los vehículos de logística que van al edificio Grimshaw. Con su revestimiento de ladrillo, la forma del pabellón de Siza se basa en los edificios de producción que se quemaron en 1981.

Estación de bomberos – Zaha Hadid, 1993. Como experiencia del gran incendio de 1981, Vitra construyó su propia estación de bomberos, dado que esta estación solo estaba destinada a actuar en los primeros momentos de un posible incendio, pero no a sustituir la labor del cuerpo de bomberos público, el servicio fue clausurado tras unos años. Desde entonces, este espacio se utiliza para actividades o exposiciones del Vitra Design Museum. El edificio se compone de espacios para camiones, duchas y vestuarios, además de una sala de reuniones con cocina. La estación de bomberos es una escultura de hormigón elaborada in situ, que contrasta con el orden rectangular de los pabellones vecinos como una explosión solidificada. Al renunciar al color y a los ángulos rectos, en este edificio los visitantes experimentan una sensación espacial fuera de lo habitual.

Pabellón de conferencias – Tadao Ando, 1993. Fue la primera obra de Tadao Ando fuera de Japón. Este edificio, discreto y reservado, acoge varias salas de conferencias. Se caracteriza por una división claramente ordenada y porque una gran parte de su densidad se oculta bajo el suelo. Destaca el camino que lleva al pabellón, que evoca los senderos de meditación de los jardines japoneses. Los cerezos tienen un significado muy importante en la tradición japonesa por lo que Ando intenta conservar el mayor número posible de ellos. Solamente tres cerezos tuvieron que hacerle sitio al edificio.

Vitra Design Museum – Frank Gehry, 1989. Al principio se pensó en un sencillo edificio para almacenamiento y exposición, sin embargo, durante la planificación del primer edificio de Frank Gehry en Europa cambió el objetivo previsto. Se creó la fundación independiente del museo, que debería fomentar la investigación y la popularización del diseño y la arquitectura: así nacía el Vitra Design Museum. El edificio se ha convertido, a pesar de sus dimensiones humildes, en la obra paradigmática del deconstructivismo, un collage de torres, rampas y cubos. Sus formas expresivas no resultan casuales, sino que vienen determinadas por su función y la conducción de la luz. Los 700 metros cuadrados de espacio expositivo se reparten entre dos plantas, cuya iluminación procede de unos grandes vanos practicados en el techo.

En el complejo de producción ubicado en la localidad alemana de Weil am Rhein, el Vitra Campus ha incorporado una serie de obras de artistas y arquitectos, iniciada con la escultura ‘Balancing Tools’ de Claes Oldenburg en 1984 y que representa las herramientas del tapicero agigantadas y superpuestas.

Posteriormente se han añadido otros trabajos como el Domo de Richard Buckminster Fuller, 1975/2000, se trata de una ligera cúpula geodésica para albergar unidades del ejército, heridos o refugiados donde los tubos de aluminio que sirven como armazón están unidos por un sistema de montaje que permite montarlos y desmontarlos rápidamente. Hoy en día esta construcción con forma de carpa se utiliza como espacio para actividades y exposiciones.

También podemos ver la gasolinera, diseñada por Jean Prouvé y su hermano Henry en 1953 y que fue trasladada a Vitra en 2003, fue una de las primeras gasolineras que se fabricaron en serie.

Renzo Piano diseña en el año 2013 “Diogene” un habitáculo que aúna todos los elementos necesarios del alojamiento provisional bajo un solo techo y en una modesta superficie de 6 m². Como interpretación contemporánea de una cabaña arcaica, «Diogene» representa el mayor producto de Vitra, y recibe su nombre del filósofo griego de la Antigüedad Diógenes de Sinope (en italiano, «Diogene di Sinope»), quien vivió en un tonel por considerar superfluos los lujos mundanos.

Obras menores son la caravana original Airstream, modelo Globetrotter 20‘ de 1968, funciona en los meses de verano como local que ofrece comida para llevar, las paradas de autobús fabricada en acero pulido de James Morrison que cuentan con las Wire Chairs, diseñadas por Charles y Ray Eames y producidas por Vitra.

La más reciente adquisición viene por parte del artista alemán Carsten Höller que ha levantado una torre panorámica con un tobogán

Deja un comentario